Cena de navidad empresa

Cena de navidad empresa: ideas de lugares para que sea memorable

13/12/2018

Las semanas previas a la navidad se suelen asociar con la llegada del frío, las luces y adornos navideños, las compras y, cómo no, los eventos de empresa. La cena de navidad de empresa, por ejemplo, es un compromiso que para muchos se convierte en un trámite, una forma de quedar bien con compañeros y jefes, una pura obligación. Sin embargo, con ingenio y creatividad en su organización este tipo de eventos pueden reforzar los lazos de los trabajadores y los clientes con la empresa, constituyendo una experiencia que rememoren por mucho tiempo.

Determina tu presupuesto

Es lo fundamental para determinar el alcance de una cena de empresa. Lo ideal es recurrir a una empresa organizadora para que nos oriente sobre precios, y también nos puede ayudar a optimizar hasta el último céntimo gracias a sus contactos.

Selecciona una fecha (antes incluso que un lugar)

Por su propia naturaleza, la cena de navidad de empresa tiene una limitación temporal, que unida al hecho de que debe procurar la máxima asistencia, hace que la fecha de su celebración deba elegirse cuidadosamente. Esto la diferencia de otros tipos de eventos, en los que podemos priorizar la disponibilidad de un lugar de celebración para elegir la fecha.

No esperemos encontrar un lugar para la cena de Navidad a cuatro semanas vista. Este tipo de eventos deben empezar a planificarse con muchas semanas, o a ser posible meses si vamos a celebrar una fiesta de gran envergadura. Una vez decidamos la fecha, podemos investigar qué lugares pueden ser adecuados para la cena de empresa.

Selecciona un lugar

El lugar es lo que determina que los asistentes a la cena de navidad de empresa salgan completamente del “modo trabajo” y disfruten completamente de la experiencia. Es una buena idea que sea algo inusual, pero no tanto como para que pierda la conexión con la empresa, que es el telón de fondo del evento. Es un equilibrio delicado que es bueno dejarlo en manos de expertos.

A continuación listamos una serie de lugares con encanto para celebrar una cena de empresa por todo lo alto:

9 lugares con encanto para celebrar la cena de empresa en Barcelona

  • Hotel Majestic. ¿Quién no conoce o ha estado alguna vez en el emblemático e histórico hotel Majestic situado en el Passeig de Gracia? Se trata de un hotel catalogado con cinco estrellas gran lujo que con el paso de los años se ha ido modernizando y adaptando cada uno de los espacios a las necesidades de sus distinguidos clientes. Un valor añadido de este hotel es que cuenta con el diseño de la oferta gastronómica a cargo de Nandu Juvany, prestigioso chef con una estrella Michelin, que aporta un toque diferencial a la cocina mediterránea, ideal para sorprender y no dejar indiferente en la cena navideña de nuestra empresa.
  • Establecimientos Derby. Esta cadena hotelera, con presencia en todo el mundo, cuenta con diversos hoteles de 4 estrellas y 5 estrellas gran lujo que ofrecen restaurantes con una excelente y variada gastronomía de fusión y autor: mediterránea, peruana, hindú, asiática y más, de la mano de prestigiosos chefs con Estrella Michelin.
  • Restaurante Balthazar. Elegante, sofisticado y con un toque modernista, Balthazar es el claro ejemplo de “cocina de mercado” con productos de temporada, frescos y de calidad con un toque creativo. Este lugar es ideal para cenas en grupo ya que cuenta con amplios salones. ¿Lo mejor? Sin duda la terraza situada en un paseo separada del bullicio del tráfico y de la gente para poder disfrutar después de la cena de una copa o cóctel.
  • Restaurant Flamant. Del mismo grupo de restauración que Balthazar, Flamant es una apuesta por la cocina de mercado con toques mediterráneos e internacionales. Este lujoso restaurante está inspirado en una casa antigua con diferentes comedores en un ambiente elegante y sofisticado perfecto para disfrutar de una velada con compañeros o clientes de empresa.
Su cocina basada en recetas tradicionales y técnicas innovadoras consta de una excelente oferta de platos como la sopa de pescado de Palamós, entrecot de ternera a la plancha, pimientos del Padrón y magret de pato, entre otros exquisitos platos.
  • Restaurante Pepito. Igual que ocurre con su nombre, la oferta de este restaurante no deja indiferente a nadie. Situado en pleno corazón de Barcelona, se define como “hyggeligt” palabra danesa para definir un sitio acogedor, agradable y con encanto. Su decoración es su punto a destacar, ya que combina diferentes ambientes con diferentes estilos como el retro, el clásico y la estética industrial. Su cocina mediterránea con productos locales pero que aportan un toque creativo e innovador con texturas, sabores y olores diferentes constituye una experiencia apreciada por sus selectos clientes.
  • Quintín. ¿Recuerdas los emblemáticos e históricos colmados que fueron durante mucho tiempo icono de muchas ciudades? Pues Quintin nos transporta a uno de ellos gracias a estar inspirado en una antigua despensa de ultramarinos con mesas y barras altas donde poder disfrutar de de productos de calidad y proximidad como anchoas del Cantábrico, croquetas, tartares y arroces. Ideal para empresas jóvenes y emprendedoras que buscan sitios originales pero centrados en la calidad, con un toque hipster y vintage
Además de la zona de comer el restaurante dispone de pequeñas tiendas de charcutería y frutería donde poder comprar productos gourmet como jamón ibérico o tomates de frescos de temporada.
  • Cerveseria catalana. Si queremos disfrutar de una cena de empresa informal donde imperen tapas, montaditos, flautas y platillos delicatessen, este sitio nos encantará. Se trata de un lugar acogedor, tranquilo donde poder disfrutar de una cena navideña de empresa conversando y conociendo a todos nuestros compañeros en un ambiente cosmopolita e internacional.
  • El Nacional. La experiencia gastronómica que ofrece este restaurante en pleno centro de Barcelona es digna de mencionar. Cuenta con 4 espacios gastronómicos: restaurante de carne, restaurante de pescado, restaurante de tapas y arroces y espacio de flautas, coques y otra comida ligera. Los productos estrella son las carnes maduradas, el jamón, las gambas y las otras, entre otros. Sus 4 barras permiten complementar la experiencia: de cervezas y conservas, de vinos y embutidos, de ostras y de cócteles. En El Nacional encontramos todo para disfrutar de una cena de empresa para recordar.
  • Lomo Alto. Aunque podría ser un riesgo en el caso de empresas que no conocen los gustos gastronómicos de los asistentes a la cena de navidad, si sabemos que todos ellos son amantes de la carne, este lugar es ideal. Más que de un restaurante tiene aspecto de carnicería donde expertos orientan a los clientes para elegir la pieza más deliciosa (carnes de bovinos viejos de razas ibéricas, terneras, vacas y bueyes) que posteriormente cocinarán en parrillas de carbón.

Propón algo diferente para reforzar vínculos

Una fiesta de Navidad de empresa es una fantástica oportunidad para reforzar vínculos entre compañeros, con actividades diferentes, como un karaoke de villancicos, intercambio de regalos, actuaciones o espectáculos en directo, concursos de fotografía, disfraces, etc. Algunos de los lugares que hemos propuesto para la celebración, como el Hotel Majestic o la cadena Derby, o incluso un barco, permiten todo tipo de personalización de temáticas de entretenimiento.

Si se prefiere cenar en un restaurante, también puede optarse por organizar una actividad justo antes de la cena, como patinaje sobre hielo, un paseo en limusina, un concierto, etc., o una fiesta justo después en un local específico con la temática adecuada y una oferta de entretenimiento acorde.

Recurrir a un profesional de los eventos corporativos

Si quieres organizar una cena de navidad de empresa inolvidable, lo más acertado es recurrir a profesionales que diseñen una propuesta acorde con tu presupuesto, tu identidad corporativa y tus objetivos.

No tomar a la ligera este tipo de eventos es crucial para una imagen interna y externa positiva y sólida que revierta en beneficios para la empresa a medio y largo plazo.

© Empirance 2020